Lugares de interés

Iglesia Nueva

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es un templo situado en la Olula del Río, construida en los años 1960.

El templo fue inaugurado y bendecido el 14 de julio de 1968 por el obispo de Almería Angel Suquía Goicochea, con la asistencia de numerosas autoridades eclesiáticas y civiles.

El proyecto se pone en marcha en 1959, con los diseños de Ramón Monserrat Balleste y Lorenzo Marín. Junto a ellos trabajó J. López de Aisáim en las celosías y otro arquitecto que se encargó de los jardines de la plaza.


Piedra Ver de Olula

Restos de una fortaleza y un aljibe medievales en el Cerro de la Piedra Ver, a los que se asocian restos de material cerámico. Junto a las cerámicas de época medieval aparecen elementos que indicarían la presencia de un asentamiento de la Edad del Bronce, probablemente localizado en la ladera oeste del cerro. Se trata de un reducto alargado con un pequeño aljibe cuadrado, a cuyos pies están los restos de estructuras muy deterioradas. Existe alguna referencia de la aparición de alguna cerámica ibérica entre los materiales arqueológicos, pero la atribución ibérica es dudosa. En una de las laderas se construyó hace unos años una nave industrial para un aserradero de mármol. Situado en un erial. Comarca del Valle del Almanzora.


El Cañico

Se trata de una fuente periurbana, ya que se ecuentra a las afueras del pueblo, entre la carretera y la zona industrial a muy pocos metros del rio Almanzora. Antiguamente, esta fuente se usaba entre otras muchas cosas para lavar la ropa. Actualmente, en la noche de San Juan, los vecinos tienen la costumbre de lavarse la cara en la fuente.


Iglesia Vieja

La iglesia de San Sebastián, en Olula del Río, se construye entre 1780 y 1789. Responde a uno de los últimos proyectos de Ventura Rodríguez, ejecutado por el arquitecto académico Juan Antonio Munar. El inmueble representa uno de los mejores ejemplos del estilo neoclásico en la provincia, con planta de cruz griega, tendente a crear un espacio centralizado. Se trata de un edificio singular que resume los postulados del arquitecto, cuyos rasgos más destacados son la claridad geométrica, ángulos agudos e ininterrumpidos, pilastras reducidas y moldes de perfiles elementales que caracterizan la sobriedad y limpieza de las formas, elementos que hacen que se considere uno de los templos más interesantes del siglo XVIII en Almería.


Ermita del Cristo de la Buena Muerte

Ermita construida al pie del cerro Almirez en la sierra de los Filabres. La decisión de que la ermita se sitúe en esa zona es porque se encuentra sobre el polígono industrial. Cuando se proyectó la obra, esta zona tenía mucha producción y abundantes trabajadores, y ésa fue la razón por la que se hizo en ese lugar, para que el Cristo les brindara su protección. La primera piedra de la ermita la colocaron los vecinos que en ese momento eran los más longevos del pueblo, José Mena y Carmen González, tenían entonces 103 años. En su ermita, el Cristo de la Buena Muerte descansará hasta el mes de junio, que coincide con la semana anterior al corpus.